Seguidores

miércoles, julio 04, 2007

Los óleos alquídicos.


Los alquídicos son unas pinturas con una serie de ventajas respecto a los acrílicos y a los óleos, pero hay que recordar que lo que para unos es una ventaja, para otros puede ser una desventaja.
Las ventajas de los alquídicos son las siguientes:
Comparados con los óleos, los alquídicos son más elásticos y duros, secan en aproximadamente un día, dependiendo del estado atmosférico, mientras que los óleos pueden tardar semanas en secar.
Así como en el óleo son normales los Embebidos (zonas mates que aparecen en algunas partes del cuadro, después de unos días de secado.) en los alquídicos el trabajo se ve siempre con un perfecto acabado satinado, y sin embebidos.
Los alquídicos son colores más transparentes, por tanto más luminosos que los óleos.
La consistencia de los alquídicos es más fluida que la del óleo, lo que facilita el trabajo en pinturas muy realistas, y como una vez secos tienen una película más dura y resistente que los óleos, son más apropiados para trabajos al aire libre, como son los murales.
Comparados con los acrílicos, las ventajas de los alquídicos serían las siguientes:
La intensidad del color y la consistencia del alquídico son más parecidas al óleo.

El secado del alquídico es más lento que el del acrílico, lo que permite trabajar sin prisas, pudiendo obtener degradados de color que serían más complicados de realizar con acrílicos, y una vez acabado el resultado final del alquídico se parece más al del óleo que al de los acrílicos, con la ventaja de que como ya dije, el alquídico no tiene acabados con embebidos en su superficie.
La composición
Los alquídicos están compuestos por pigmentos y resina alquídica modificada con aceites, el aglutinante de estas pinturas, contiene un disolvente que permite que su secado sea más rápido que el óleo convencional, y más lento que los acrílicos.
La permanencia de los colores alquídicos es excelente.

Los tiempos de secado de estas pinturas son de 4 a 8 horas trabajando en la paleta, y entre 18 y 24 horas están secas al tacto sobre el lienzo.
Pero no se deben de barnizar antes de transcurridos unos 6 meses, pues su proceso químico con respecto al secado es igual al de los óleos convencionales, es decir necesita del oxígeno del aire para que su proceso de secado culmine con éxito, y el barniz aplicado antes de tiempo impediría que las partículas de oxígeno penetrasen en la pintura, resultando nefasto con el tiempo.

Los médiums ideales para el óleo alquídico son los que están fabricados con una base alquídica. Y el disolvente ideal es la esencia de petróleo, que no resulta tan pegajosa como la de trementina que es más resinosa, la esencia de petróleo se evapora mejor.


Donde comprar:





4 comentarios:

Cati dijo...

Interesante, yo no conocía los alquídicos y por lo que he leído tienen muchas ventajas. Gracias Kraus.

kraustex dijo...

De nada Cati, si los pruebas alguna vez, ya me lo contaras

picaro dijo...

A mí tambien me parece interesante, pero creo que sólo se encontrarán en ciudades grandes y sitios muy especializados. Para no dar muchas vueltas cuando vaya a Madrid, lo miraré. Gracias Kraus.

maría zurita mayo dijo...

Me parece interesante,no he oido hablar de ellos,pero es para tenerlos en cuenta.

M.Zurita.