Seguidores

miércoles, febrero 14, 2018

Coprinus comatus, una de las tintas más antiguas

Coprinus comatus 

Coprinus comatus es un hongo comestible (se puede confundir con otro venenoso muy parecido) que a menudo crece en grupos más grandes en jardines y parques.



 El nombre del género 'Coprinus' significa 'vivir de estiércol', es un hongo saprótrofo que vive de la descomposición de la materia orgánica, que puede incluir estiércol… pero el Coprinus comatus por lo general crece directamente en el suelo. 



Una característica común compartida por las especies de Coprinus es que se disuelven sus propios tejidos (proceso de autodigestión) cuando maduran convirtiéndose en tinta negra, una característica que le dio a la especie su nombre común "tapas de tinta".


 En la época medieval, la tinta negra obtenida de este hongo se usaba como tinta para escribir.


Ilustración de Howard Pyle


Se cuenta que el criminal genocida  nazi, Adolfo Hitler, utilizaba este hongo para firmar documentos, de manera que un análisis pudiese desvelar las posibles falsificaciones de su firma. 



viernes, febrero 02, 2018

Pentimenti

Pentimenti


Una de las características de la pintura al óleo, es que  se torna transparente con el paso del tiempo, dejando ver trazos del dibujo previo, (un ejemplo se puede observar en la parte baja del vestido blanco de la dama del cuadro de Joaquín Agrasot)


En la obra de Velázquez, cómo podemos observar  en algunos de sus cuadros, esa característica del óleo nos permite ver cómo era su pintura al principio de su realización, ya que gracias a ello podemos observar los arrepentimientos que fueron cubiertos con nueva capa de pintura.



Son bastantes las pinturas de Velázquez que presentan “arrepentimientos”, ello es debido a que era un artista valiente, de muy buen dibujo y pincelada suelta, muy seguro de sí mismo, por lo que solía pintar sin, o con pocos bocetos previos.



Los pentimenti “arrepentimientos” no siempre se ven, es cuestión de tiempo y del grosor de la última capa de pintura, cómo podemos ver gracias a esta radiografía de un Jan van Eyck.



Jan van Eyck.
             


Aquí podemos ver un ejemplo en un cuadro de Picasso.




Para evitar que les pase esto a nuestras pinturas, bastará con hacer un dibujo exacto, eliminando antes de pintar las líneas sobrantes.

En realidad, el problema no es el "arrepentimiento" sino el que la pintura se vuelva  más transparente y deje ver lo que está debajo de ella, un ejemplo muy bueno es el de este hermoso bodegón del pintor Raphaelle Peale, en el que podemos observar como el melón del primer plano se transparenta dejando ver el melón grande a través de él,  la causa: Pintó el melón entero y cuando el cuadro estuvo acabado, seguramente pensó que otro más pequeño delante quedaría bien.  



Cómo ya comenté en otra ocasión, no conviene utilizar lápices de grafito para el dibujo previo en un cuadro al óleo, pues el grafito, tarde o temprano acabará apareciendo y se hará visible;
El carboncillo o el lápiz de plata, no presentan ese inconveniente.

El lápiz de plata, permite dibujar con mucha precisión, pero es difícil de borrar, sin embargo, el carboncillo  permite ser eliminado de manera más sencilla o lo podemos convertir en un dibujo  que apenas se  aprecia si lo golpeamos con un trapo de algodón antes de empezar a pintar.