Seguidores

miércoles, junio 13, 2007

El temple al huevo.


Giotto


Sandro Botticelli

Andrew Wyeth

El temple al huevo es una pintura muy poco usada hoy en día, en España se tiende a pintar cada vez más con acrílico (que muchos confunden con el látex) y todavía se emplea mucho el óleo, algo menos la acuarela, y el pastel, éste último en auge,
El gouache, pariente de la acuarela y el temple esta en declive total, apenas lo usan los estudiantes, y los ilustradores y diseñadores lo están sustituyendo por el ordenador…
Por suerte en países como los Estados Unidos, los artistas siguen empleando las
técnicas antes mencionadas, aunque no tanto como el acrílico o el óleo.
Lo que ocurre es que al coleccionista americano lo que le interesa es el resultado final,
La calidad de la obra terminada, y no tiene perjuicios sobre los materiales empleados por el artista. Cuántas veces hemos escuchado los artistas españoles cosas como:
Sí, ésta bien, pero no ésta pintado en un lienzo, o: Es que esta pintado sobre papel, no valdrá mucho…
Como estaba diciendo, en Estados Unidos que yo sepa, y espero que en otros países,
no se tienen esos perjuicios, o no los tienen tan arraigados, de manera que no resulta difícil encontrar a magníficos artistas que se dedican a trabajar con lápices policromos, gouache, temple al huevo.

Si por ejemplo Sennelier y otros fabrican temple al huevo, es porque hay gente que utiliza. Pero si no se comercializan en España, es por que aquí no se pinta más que
con cuatro técnicas, a causa de que se piensa que hay materiales que son los importantes
y que otros no tienen valor o casi no tienen…

Si un artista pinta un cuadro al óleo de 60 x 40 cm podrá venderlo por ejemplo por
600 €, pero si el mismo artista pinta el mismo tema con acuarela, lo tendrá que vender más barato, y si lo pinta al gouache, se vera obligado a bajar mas el precio.
Sin embargo artistas como Gordon Snidow pueden cobrar 50000.00€ o más por un cuadro de esa medida pintado al gouache, por que se valora el resultado de su trabajo, y no el material empleado, es decir lo que importa es el resultado.

El temple al huevo.

El temple al huevo era la técnica más usada hasta la llegada del óleo, en realidad el óleo fue la consecuencia de mezclar aceite de linaza al temple, cosa que se venía haciendo antes de la aparición de los Van Eyck.
Con el temple se puede pintar de manera opaca y cubriente, con veladuras, o con trazos cruzados, sus posibilidades son casi infinitas.
La calidad del temple es tal, que todavía hoy podemos gozar contemplando de obras del gran Giotto (1276- 1337) y como no, de grandes artistas del renacimiento, como Sandro Botticelli y otros muchos hasta llegar a la actualidad con artistas de la talla del genial Andrew Wyeth.

Voy a tratar de explicar como se fabrica el temple al huevo y también la emulsión de huevo con aceite de linaza, pero antes hay que empezar por el principio, y el principio es tener una buena base.

Hoy en día, lo mejor es preparar un tablero de DM, pues este material no presenta los problemas que tenían los tableros de madera, la madera tenía que estar bien curada.
No hay que utilizar contrachapados, pues estos tienden a resquebrajarse.

Es importante poner un bastidor de madera detrás del tablero, a menos que se trate de un tablero muy pequeño, y aun así conviene pegar en la parte trasera una cartulina pata evitar que se arquee cuando lo preparemos.

Bueno, vamos a preparar el tablero:
Lo primer será biselar los bordes del tablero y acto seguido lijarlo.
Para lijar el tablero lo aremos primero en una dirección y luego en otra, jamás con movimientos giratorios.
Una vez lijado pintamos el tablero con alcohol, y cuando éste seco le daremos una capa de cola de conejo tibia, tras la cola, cuando éste seca, daremos seis capas de gesso a intervalos de unos veinticinco minutos entre capa y capa, con la brocha algo humedecida con agua destilada, para evitar burbujas de aire, y para finalizar tendremos que pulir la superficie con una lija muy fina.

Preparación de la cola de conejo:
1) Ponemos en un recipiente una parte de cola de conejo granulada, y le añadimos diez partes de agua destilada, y dejamos que repose toda la noche.
2) Calentamos la mezcla de cola y agua destilada al baño maría, ( no deben excederse los 38 grados)
3) Cuando la cola esta caliente se aplica al tablero como ya hemos explicado anteriormente.


Preparación del gesso:
1) Mezclar muy bien una parte de blanco de zinc con tres partes de blanco de España
2) Echar la mezcla de blancos en un recipiente que contenga cola de conejo tibia hasta que el agua ya no pueda absorber mas pigmento.
3) Mezclar muy bien con un palo de madera
4) Eliminar las burbujas con una cuchara, en caso de que se hayan formado burbujas, que es lo más probable.
5) Filtramos el producto obtenido con una muselina, con el fin de de eliminar residuos.
6) Aplicar el gesso al tablero como ya explicamos arriba.


La pintura:
El temple al huevo es muy fácil de preparar, necesitamos agua destilada, pigmentos muy finos y un huevo muy fresco.
1) En una paleta para gouache, ponemos una cantidad de pigmento en uno de sus huecos, y añadimos agua destilada con un cuentagotas al tiempo que mezclamos con una varilla de cristal (si no tenemos la varilla, podemos usar otro cuentagotas si es de cristal) debe resultar una pasta espesa, y la cantidad de agua dependerá del pigmento, pues no todos los pigmentos reaccionan de igual forma
2) A la pasta de color añadimos ahora el aglutinante, que no es otra cosa más que yema de huevo (sin la clara) esto lo haremos en una de esas paletas de papel tan prácticas, y mezclaremos con una espátula de plástico.


Y ya tenemos la pintura lista para usar, cosa que haremos inmediatamente, pues el temple seca muy rápido, pero antes haremos una prueba:
Con un pincel suave, de pelo natural (son los que se deben usar para el temple) pintaremos unos trazos sobre un cristal bien limpio, y acto seguido una vez seco quitaremos la pintura con la espátula, si sale uniformemente formando una película, es que esta bien preparada la pintura, en caso contrario tendremos que añadir más huevo a la mezcla.



Otras emulsiones para mezclar con el preparado de pigmento y agua:

1ª Yema de huevo y aceite de linaza: una cucharada (de las que se usan para el azúcar) de aceite por una yema de huevo.

2ª una yema de huevo mezclada con media cucharada de aceite y media de barniz damar.

3ª mezclamos la yema y la clara, y le añadimos el aceite de linaza gota a gota, mas cuatro gotas de vinagre de vino blanco, y lo filtramos.

10 comentarios:

martirio dijo...

Es muy ilustrativo, aunque creo que entiendo porqué no se usa en la actualidad.

kraustex dijo...

No se usa en España, pero sí en otros países.
Mas arriba tienes ejemplos de pintores actuales
que trabajan con temple al huevo, son pintores
de gran calidad y muy cotizados, Andrew Wyeth
ya fallecido pero pintor del siglo XX esta considerado
uno de los artistas más importantes del siglo.

Artalexis dijo...

Estoy sumamente interesado en tu blog ya que soy un fanatico de los materiales artisticos y las tecnicas....Este articulo me gusto mucho ya que siempre tuve muchas ganas de pintar al temple...hay un preparado que me sorprende es el 3 ejemplo que das clara + aceite + barniz (no entiendo como pueden secar) ya que el barniz aplicado fuera de termino con el aceite trae problemas?? si esto no ocurre creo que puede tener un terrible efecto de brillo muy interesante...
Otra consulta me encantan los Alquidicos y lamentablemente en Agentina no se comercializan mas la unica marca que conozco es Griffin de Winsor and Newton. Hay otra marca que los trabaje.

kraustex dijo...

Hola, lo interesante de todo esto es el probar, experimentar.
Siempre habrá recetas que den mejor resultado que otras…
En cuanto a los alquídicos, sí hay más marcas que W&N,
pero son difíciles de encontrar, pues es un material poco
introducido en el mercado. Rowney fabricaba alquidicos,
pero no sé si sigue haciéndolo.

Anónimo dijo...

acabo de arreglarle a mi madre un relieve que heredó de una tia-abuela, en el que hay la figura de una virgen, estaba muy mal conservado y he usado temple al huevo para la pintura, es una pintura agradecida, y es una delicia pintar con ella, el resultado siempre es satisfactorio, con otras pinturas compradas el resultado depende más del azar y los colores no tienen nada que ver...

kraustex dijo...

Gracias por tu comentario.

juan herrador granero dijo...

Gracias por poner un trabajo mio mostrando una técnica. Un cordial saludo.

Lidia Carrión dijo...

Ola!Enhorabuena por el blog, sólo una cosa.
En algún sitio leí que se aplican dos o tres capas de gesso encima del tablero, de más grueso a menos y lijando entre capas...¿Se puede hacer solo con una capa?
Gracias! y saludos!!!

kraustex dijo...

Hay quien aplica una sola capa, pero bastante gruesa, con una espátula.
Lo de tres capas es mejor., pues al ir lijando entre capa y capa se consigue una superficie más perfecta.

Pero se pueden romper las normas y aplicar el gesso de manera irregular, para conseguir efectos diferentes.
Un saludo.

kraustex dijo...

Juan Herrador, tus trabajos son una maravilla, el agradecido soy yo por poder disfrutar de tu magnífica obra.