Seguidores

sábado, junio 09, 2007

PINTURA AL ÓLEO – LOS ACEITES Y ESENCIAS.


Cosiendo la vela.
Un magnifico ejemplo de la excelencia de
Joaquín Sorolla como maestro de la luz.



Tres de los técnicos valencianos especialistas en restauración viajaron a Nueva York

*Fragmento del cuadro “Cataluña, el pescado”
A la izquierda podemos observar el estucado en las zonas donde
se había desprendido la capa pictórica, y a la derecha el resultado
del trabajo de los restauradores.
*Decoloración del pigmento en el cuadro "Elche, elpalmeral"
*Reintegración cromática del detalle anterior,
obra de los restauradores.

Pedro Pablo Rubens


La pintura al óleo, tiene como base pigmento y aceite.
Los aceites mas usados son el aceite de linaza, el de girasol, el de adormidera y el de nueces.



En el siglo XV en Holanda se fabricaron los primeros colores al óleo.
Los pigmentos y el aceite de linaza eran molidos con una piedra de moler sobre una tabla de mármol profírico hasta obtener una pasta de color densa y suave cual mantequilla, estas pinturas al óleo se obtenían aglutinando los pigmentos y el aceite con la piedra de moler sobre la piedra de mármol dándole a la piedra un movimiento en forma de ocho.

La invención de esta pintura se debió a la necesidad de encontrar una pintura más resistente, menos quebradiza que el temple al huevo.

Cómo decía al principio, la pintura al óleo es la mezcla de pigmento y aceite, es muy importante saber que esos aceites secantes necesitan absorber el oxigeno que se encuentra en el aire, para secarse y no volver al estado en que se encontraba antes de su secado.
Si una pintura al óleo es barnizada antes de seis o mas meses (depende del espesor de la pintura) podría no terminar de secar correctamente por falta de oxigeno, con fatales consecuencias para el cuadro tales como el reblandecimiento del aceite, cuarteados, amarillamiento y oscurecimiento de colores…

Los daños en la pintura no siempre son visibles al poco tiempo, esos daños pueden tardar años en aparecer debido a que el proceso químico del óleo dura años en realizarse por completo.

Un gran ejemplo del cuidado y la preocupación por los materiales en la pintura es
Pieter Paúl Rubens, (Siegen, Actual Alemania, 1577 – Amberes, actual Bélgica, 1640)
cuyas pinturas se conservan asombrosamente bien.
Un ejemplo de todo lo contrario a Rubens, es Joaquín Sorolla, (1863-1923) Sorolla
compraba el material de baja calidad, tanto pinturas como lienzos, por ahorrar, debía ser un tanto tacaño el hombre, pues era un pintor de mucho éxito que ganaba mucho dinero, el caso es que su pintura necesita de constantes restauraciones, por ejemplo a causa del
abuso de aguarrás, algunas partes de los cuadros de Sorolla han quedado pulverulentas, los restauradores han solucionado el problema fijando la capa pictórica con cola de gelatina.

*Agrietamiento por problemas de secado en
el cuadro "Cataluña, el pescado"

*Agrietamiento por problemas de secado en
el cuadro "Castilla, la fiesta del pan"



*Detalles extraídos de la revista monográfica de la exposición “Sorolla, Visión de España” publicada por Bancaja.


6 comentarios:

martirio dijo...

Si señor... muy interesante y muy didáctico.Muchas gracias.

kraustex dijo...

Gracias a ti por el interés!

Andree Asencios dijo...

excelente blog kraustex! sorolla es magnifico....lastima se hayan deteriorado parte de sus obras...saludos

kraustex dijo...

Gracias, Andree.
En mí opinión, Sorolla no debía ser muy consciente de lo que representa usar materiales buenos o malos, y tampoco de la importancia de su correcta utilización.
La suerte es que cuando se trata de un artista importante, ahí están los restauradores para solucionar los problemas, pero cuando se trata de obra de pintores no famosos, entonces es obra condenada a desaparecer, pues nadie se molestará en restaurarla dentro de 100 años…

morabitosergio@gmail.com dijo...

muy buen , blog!!
vivo en francia y me estoy por ir a vivir a barcelona, usted sabe donde podria conseguir en españa venta de tela de lino, resina dammar, copal, aceites?
muchas gracias
Sergio

kraustex dijo...

Gracias, morabito.
No te preocupes, en Barcelona no te faltará material para bellas artes, hay más de una tienda.
Por cierto, donde yo vivo, en Gandia, hay un morabito, “el Morabito de Marchuquera”
Aunque supongo que lo tuyo no es un Nick, sino un apellido.